En un espacio campestre ubicado en la vereda San Bernardo del municipio de Sasaima, se está desarrollando la sede rural, que tiene como fin ofrecer la infraestructura adecuada para el desarrollo de comunidades autosostenibles. Entre sus servicios, ofrece a jóvenes y chicos en alto grado de vulnerabilidad, la posibilidad de vivir allí en comunidad, mientras se fortalecen para salir adelante y valerse por si solos. Hasta hoy han pasado por la sede mas 50 beneficiarios, los cuales han vivido allí en promedio tres años cada uno. Durante su estadía todos los que hacen parte de la comunidad deben estudiar y en cierta medida colaborar con las oficios del Centro para generar así los recursos necesarios para su sostenibildiad. 

Un segundo servicio que se ofrece en la sede rural es el espacio para las convivencias y talleres para las familias, universitarios y jóvenes y niños de la sede urbana, lo mismo que para otros grupos desfavorecidos que pueden encontrar allí una ayuda para salir adelante.

Back to top