Principio del saber. El saber desde los distintos campos humanísticos, sociales, desde la ciencia y la tecnología y desde las artes, es la herramienta fundamental para ganar la lucha contra la pobreza y la violencia, es la forma de hacer a los seres humanos, más humanos. Es desde la educación primaria, secundaria y superior que los integrantes de la Fundación se preparan para poner lo mejor de sí al servicio de los otros. La tarea permanente en este campo es el desarrollo de métodos para acercar las poblaciones mas desfavorecidas al conocimiento.

La sostenibilidad. Entendemos este principio desde dos perspectivas, la primera tiene que ver con la construcción de una organización social alternativa a la economía de mercado, construida con personas que no cuentan con recursos financieros, que no tienen campo, espacio ni oportunidades, con aquellos que simplemente no existen para la economía de mercado, y que generalmente son vistos como un lastre por la misma. Este principio permite crear una organización donde sean las personas, sus necesidades y sueños comunes los que muevan la economía, evitando que el ilimitado afán de lucro personal sea el único motor. Una organización en la que no se justifique la injusticia, la miseria y la pobreza y no se sacrifique toda la vida humana en aras al dinero. El segundo sentido en el que interpretamos la sostenibilidad consiste en desarrollar la capacidad productiva y los recursos necesarios para sustituir gradualmente las donaciones o subsidios.

La espiritualidad. Como seres humanos nos reconocemos como hijos de Dios, lo cual nos da la calidad de ser, por una parte, sus herederos y por otra hermanos entre sí, haciéndonos uno con Dios con la naturaleza y con el cosmos. Nos asumimos como seres humanos profundamente amados por Dios, partícipes de su naturaleza espiritual y por tanto trascendentes, capaces de obedecer su mandato de amarnos y ayudarnos, muy especialmente hacer causa común con los más necesitados. Es desde la perspectiva del amor y del servicio que se comprende la labor de la Fundación y se asume esta como una obra de Dios.

Back to top